Que viene el Lobo, novedades en la declaración de la Renta de 2013

Nos acercamos al 1 de abril (fecha en la que ya es posible solicitar y confirmar el borrador del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) y creo que es interesante hacer un repaso de las principales novedades de la declaración de la Renta de este año. No obstante, cabe recordar que todos aquellos que no puedan o quieran realizar este trámite telemático del borrador deberán esperarse hasta el próximo 23 de abril (Sant Jordi, en el que según la leyenda existía un dragón que se alimentaba de vírgenes, ¿casualidad?).

Obligación de declarar

Para empezar cabe recordar que si  uno de los privilegiados españoles que durante el 2013 tuvo un trabajo por cuenta ajena y remunerado, la obligación de realizar la declaración al respecto (sin perjuicio de otras situaciones que igualmente obliguen a hacerlo) se encuentra en el umbral de los 22.000,00 € si es de un único pagador o en el caso de tener dos o más, en 11.200,00 € si la suma del segundo o siguientes es de 1.500,00 € o más.

Principales novedades

El año pasado ya desapaeat-logoareció la deducción por vivienda para todos aquellos que adquiriesen un inmueble a partir del 1 de enero de 2012, así que este año continuamos igual, sin novedades al respecto aunque si podemos continuar con el régimen transitorio para todas aquellas adquiridas durante el 2012. De hecho, nos encontramos ante el primer año en el que no es aplicable dicha deducción. Pero al menos, esa supresión de la deducción, de momento, no es de manera retroactiva.

En el caso de las obras de mejora, rehabilitación y/o ampliación de vivienda, ocurre lo mismo, nos encontramos ante el primer año de la eliminación efectiva de la deducción (sin perjuicio del régimen transitorio que también se aplica en este caso para aquellas que se abonaron  antes del 1 de enero de 2013 y que finalicen antes del 1 de enero de 2017).

Por otro lado, las ganancias patrimoniales derivadas de actuaciones especulativas (compraventa en período inferior al año), pasan a tributar a la base general (con tipos mucho más altos) mientras que anteriormente lo hacían en la base del ahorro (con tipos que comienzan en el 21 %).

Aunque a título personal no es que me den demasiada pena los beneficiarios de un premio, si es cierto que es una faena que sea el primer año, también, que todos aquellos que sean agraciados con uno tengan que tributar el 20 % del total (exención para los primero 2.500,00 €).

Pero no es de noche eternamente así que también tengo una buena noticia, si es autónomo y, sobretodo, inició su actividad durante el 2013, por una parte ya debe haberse acordado de toda la familia del Consejo de Ministros y, por otra, si su actividad se encuentra en Estimación Directa, podrá reducir un 20 % su rendimiento neto positivo en este ejercicio y el siguiente. Otra novedad positiva la encontramos en la deducción que se aplica a todos aquellos que hubiesen aportado capital para el inicio de actividades en concepto de inversión (Business angels y apoyo a los emprendedores).

Pocas novedades en realidad pero muy significativas las que nos encontramos en un año en el que las normas tributarias (sanciones más elevadas, no aplazamiento de determinados impuestos, etc) parece se convierten en el fuego de ese dragón gigantesco que guarda su tesoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current day month ye@r *